Saltar al contenido

El concepto de marketing | Marketing exitoso con un solo concepto

8 febrero, 2019
Marketing exitoso un concepto

Marketing – El arte del marketing. Especialmente en tiempos de digitalización, es enormemente importante comercializar sus servicios o productos como empresa o emprendedor.

Si usted está interesado en la optimización de motores de búsqueda (SEO), marketing de contenido o marketing online en general, primero debe pensar en su concepto de marketing holístico.

Antes de que nosotros, como proveedor de servicios, podamos ayudar a una empresa con sus proyectos de marketing, normalmente hay que hacer una cierta cantidad de trabajo preparatorio. En este artículo no sólo queremos ofrecerte bla bla bla teórica de marketing, sino también darte consejos concretos sobre cómo crear un concepto de marketing adecuado.

¿Qué es un concepto de marketing?

Con un concepto, siempre se consideran diferentes fases. No se trata sólo de fijar objetivos específicos, sino que un concepto de marketing también incluye una estrategia y las diferentes medidas de marketing (operativas) para alcanzar estos objetivos.

Además, es muy importante que los circuitos de retroalimentación se incluyan en el concepto de marketing. No sirve de nada si una empresa utiliza diferentes canales de comercialización, pero no evalúa ni compara su eficacia.

En el marketing online, por ejemplo, se obtienen valores de análisis claramente medibles y comparables, como los ratios:

  • Número orgánico de visitantes (Tráfico)
  • Duración de la sesión en la página
  • cambio
  • tasas de rebote
  • Tarifas de apertura (e-mail marketing)
  • etc.

Puede leer más sobre el concepto de marketing en el marketing online en el curso de este artículo.

¿Cuál es el objetivo de un concepto de marketing?

El objetivo del concepto de marketing es aumentar la eficacia de las medidas de marketing y, al mismo tiempo, maximizar el volumen de negocios de la empresa.

Un “concepto” es un plan concreto para un proyecto a más largo plazo o más grande. Por ejemplo, cuando ofrezco mis servicios como freelance SEO, tengo que pensar en mi propio marketing. Si no me comercializo, ningún cliente potencial se enterará de mí y de mis servicios.

Pero es exactamente lo mismo cuando una empresa establecida quiere lanzar un nuevo producto al mercado. Si bien la empresa puede ya ser una marca o tener una gran propiedad de grupo objetivo, los compradores potenciales deben ser informados a través de un marketing hábil.

¿Qué hay que tener en cuenta antes de crear un concepto de marketing?

Cuando los clientes encargan a mi agencia pedidos de marketing online, a menudo nos encontramos con que la empresa o empresas no están pensando realmente en el marketing todavía.

A menudo, sin embargo, el enfoque también es completamente erróneo – la empresa o la empresa ya se ocupa de una medida de marketing concreta, por ejemplo, con el tema de la optimización de motores de búsqueda, pero no sabe en absoluto si este método es, en última instancia, el adecuado para su producto o servicio.

En esta parte quiero aclarar qué aspectos deben ser considerados antes de crear un concepto de marketing o antes de seleccionar ciertos métodos de marketing.

El grupo objetivo y el avatar del cliente

Cada empresa resuelve un problema específico y cada producto o servicio debe estar dirigido a un público específico.

En el marketing a menudo se hace referencia a esto como “avatar del cliente”, también conocido como “persona del comprador”. Cuanto más precisamente se elabora este avatar del cliente, más fácil es seleccionar y ejecutar las medidas adecuadas en el concepto de marketing.

La forma exacta en que una empresa encuentra a su “cliente deseado” y crea un avatar de cliente iría más allá del alcance de este artículo. Sin embargo, una definición muy adecuada del grupo objetivo:

Las siguientes preguntas pueden ayudar a determinar el avatar de un cliente:

  • ¿Quién es mi grupo objetivo, el lugar de residencia, la edad, el sexo, el estado civil, la educación, etc.?
  • ¿Dónde está el grupo objetivo?
  • ¿Qué precio puede pagar el grupo objetivo?
  • ¿Cuáles son los motivos de compra de los clientes?

Las fases de un concepto de marketing

Una vez realizado el trabajo preparatorio, es hora de empezar a trabajar en un concepto de marketing. Como ya se ha mencionado, este concepto consta de diferentes fases, que nos gustaría describir en detalle aquí.

Fase 1 – Análisis del statu quo

Antes de poder hablar de objetivos y nuevos métodos de marketing, el status quo debe ser examinado muy cuidadosamente. Es importante evaluar una situación de manera holística. Un método muy adecuado para ello es el llamado análisis FODA. FODA es sinónimo de

  • Fortaleza (Fortalezas)
  • Debilidades (debilidades)
  • Oportunidades (Oportunidades)
  • Amenazas (Peligros)

Si, por ejemplo, se examina el status quo de los métodos estratégicos de marketing online, se pueden evaluar los siguientes aspectos

  • ¿Qué tan bien está posicionado nuestro sitio web?
  • ¿Qué contenido hemos producido en el pasado?
  • ¿Cómo se enteran de nosotros los nuevos clientes potenciales en Internet?
  • ¿Tenemos un grupo objetivo de propiedad, por ejemplo, un distribuidor de correo electrónico?

Además, también se pueden llevar a cabo auditorías en las distintas subáreas del marketing online, por ejemplo, en el área de la optimización de motores de búsqueda:

  • Auditoría técnica SEO
  • Auditoría SEO OnPage
  • Auditoría SEO fuera de la página
  • auditoría de contenido

El análisis del estado real no siempre es fácil, ya que puede tener lugar durante un período de tiempo más largo. Cuanto más exhaustiva e intensivamente trabaje en esta fase, más fácil le resultará tomar las medidas de marketing adecuadas más adelante.

Con la ayuda del análisis FODA, se pueden identificar los potenciales ya no utilizados, que luego se pueden planificar en las fases posteriores de la planificación estratégica.

Fase 2 – Establecimiento de metas de marketing

Una vez que se ha completado el análisis del statu quo, se pueden considerar los objetivos. Como también he mostrado en el artículo sobre publicidad online, debe haber un cierto objetivo detrás de cada medida de marketing.

Si inviertes en publicidad, tienes que esperar un retorno de la inversión, es decir, por cada euro invertido tienes que devolver al menos 1 euro y 1 céntimo a la empresa, de lo contrario la campaña publicitaria no será rentable.

Lógicamente, los objetivos de marketing siempre están fuertemente ligados a los objetivos corporativos. En consecuencia, en la mayoría de los casos esto es lo que está en juego:

  • Ganar nuevos clientes
  • Aumentar la notoriedad de la marca
  • Aumentar la cuota de mercado
  • Aumentar las ventas

Sobre la base de estos objetivos corporativos, se definen los objetivos de marketing. Al hacerlo, los objetivos de la empresa son a menudo 1:1 idénticos a los objetivos de marketing, lo cual es una de las razones de la importancia del marketing.

Fase 3 – Desarrollo de la estrategia de marketing

Una vez que se han definido todos los objetivos de marketing, la planificación estratégica de la implementación está en juego. La meta más hermosa no sirve de nada si no se hace nada para su realización. La Fase 3 consiste en preparar y planificar los pasos necesarios para la implementación de las metas de marketing recogidas en la Fase 2.

La estrategia de marketing también contiene los diversos tipos de marketing, como el marketing online, la optimización de motores de búsqueda (SEO), el marketing de contenidos o el marketing de resultados en general.

Además, la estrategia de marketing también tiene en cuenta la competencia, la situación del mercado y los servicios que se ofrecen a los clientes.

En el curso del desarrollo también se seleccionan ciertos canales, que funcionan de acuerdo a métodos completamente diferentes y sirven a otros grupos objetivo. Por lo general, la empresa tiene que optar por el marketing entrante o el marketing saliente.

Excursus: Marketing entrante y saliente

El marketing saliente clásico es un tipo de marketing en el que usted lanza activamente sus productos o servicios al mercado y los comercializa. Un ejemplo clásico de marketing saliente es la publicidad en el metro o en Facebook. El arte del marketing saliente es atraer la atención.

El marketing entrante, por otra parte, tiene por objeto despertar el interés de los clientes potenciales en su propia empresa; sin embargo, la venta o promoción de sus propios productos o servicios es más bien un asunto de fondo o tiene lugar de forma indirecta.

La ventaja del marketing entrante es que los clientes suelen hacer una solicitud a su empresa. Buscan problemas específicos, encuentran contenido que su empresa ha escrito y se dan cuenta de que usted tiene una solución para ellos. El marketing entrante suele tener un carácter “educativo” y crea valor añadido.

El concepto de marketing en el marketing online

El marketing online, a menudo conocido como marketing digital, es la forma más moderna de marketing. En primer lugar, esto no difiere mucho del marketing tradicional; después de todo, la publicidad es publicidad.

Sin embargo, el marketing en Internet tiene algunas ventajas, que son también las razones del éxito del marketing online.

A diferencia de un anuncio en un periódico diario, los anuncios en la plataforma, por ejemplo, se pueden medir concretamente. Como anunciante, sé exactamente cuántas personas han visto mi anuncio, cuántas han interactuado con él y cuántas han comprado finalmente mi producto o utilizado mi servicio.

Al igual que con todos los demás métodos de marketing, es importante seleccionar primero ciertos canales en el marketing online. Para la mayoría de las pequeñas y medianas empresas, normalmente tiene sentido centrarse en unos pocos canales.

El hecho de que algo esté de moda no significa que usted necesita tener un canal Instagram y una cuenta Pinterest. Tiene mucho más sentido alinear todo su departamento de marketing con un consultor SEO externo en el tema de optimización de motores de búsqueda y marketing de contenido.

Una gran parte del presupuesto de marketing se utilizará normalmente sólo para este método, por lo que simplemente no hay espacio para más acciones. En el mundo actual, una empresa ya no puede ser experta en todos los canales de medios sociales, anuncios de Google, anuncios de Facebook y optimización de motores de búsqueda – los algoritmos y las tendencias cambian con demasiada rapidez.

Repensar los patrones de pensamiento del marketing

Especialmente en las empresas más bien conservadoras, a menudo hay una imagen equivocada del marketing moderno. Hoy en día es más importante que nunca tener una estrategia de marketing ágil. Me gustaría ilustrar esto con algunos ejemplos de marketing online.

Si usted quiere vender un producto o servicio a través de Internet hoy en día, no necesita un sitio web hermoso o videos publicitarios caros. Definitivamente no es el diseño el que vende.

Más importante es la improvisación. En lugar de pensar durante meses en un artículo de blog o en un vídeo publicitario de Facebook, deberías empezar a inclinarte. Es suficiente con producir dos videos baratos y probarlos uno contra el otro. Esto se llama una prueba dividida en el marketing online.

Una página de destino bien convertida no consiste en un diseño perfectamente elaborado, sino que crea confianza a través de la narración de historias u otros contenidos promocionales como la escasez artificial.

Sólo aquellos que logran repensar los viejos patrones de marketing pueden mantenerse en la competencia ágil de hoy en día.

NEGOCIO VIVO – empresa mejorar reputacion online Diseño web en malaga Publicidad redes sociales malaga

Llámanos