Saltar al contenido

¿Qué es la web semántica y cuáles son sus lenguajes y formatos?

10 diciembre, 2018
web semantica

Hace unos años, los investigadores de la Web se centraron en la realización de la Web Semántica. Este principio contribuye a su objetivo de crear una Web inteligente, donde la información ya no se almacena sino que es asimilada por los ordenadores. Todo ello para satisfacer las necesidades de los usuarios.

De hecho, la Web Semántica está diseñada para permitir no sólo a los humanos, sino también a la máquina, interpretar el contenido. En este artículo, siga lo que necesita saber sobre la Web Semántica, sus ventajas, aplicaciones y formatos utilizados en la Web Semántica.

Lo que necesitas saber sobre la Web Semántica

La web actual está en constante evolución. Después de la web 1.0, estaba la web 2.0, que es aún más activa y colaborativa con los usuarios. Y ahora tenemos la web semántica o web 3.0. De este modo, las funcionalidades se amplían y la web será semántica, ya que Internet ofrece un campo de juego especialmente potente para estándares que existen desde hace mucho tiempo.

La capacidad de almacenar más datos en la Web se está ampliando. El procesamiento automático es accesible para todos en todas las áreas.

Las ventajas que le ofrece la web semántica

Debe tener en cuenta que la Web Semántica es necesaria para varias funciones. Por ejemplo, puede hacer que los motores de búsqueda sean más ingeniosos. Si tiene documentos multimedia, es posible que su equipo los califique y los utilice.

Con la Web Semántica, los usuarios tienen la oportunidad de construir herramientas multilingües y multiculturales. Los beneficios son muy diversos. Pero lo más importante es saber que esto le facilitará la gestión de su sitio de una manera diferente.

Puede trabajar directamente con bases de datos que están conectadas mediante enlaces. Esto significa que ya no se centra exclusivamente en los documentos, sino en los datos brutos. Esto hace que sea más fácil para los usuarios enlazar y compartir datos entre sí. Sus datos tienen más sentido, porque con la web semántica, hay una explicación para las imágenes. También facilita a los usuarios de Internet la búsqueda de documentos.

¿Cómo hacer que su sitio se beneficie de la web semántica?

Usted sabe que para el éxito de su sitio web, el diseño es importante. No hay debate en torno a la propuesta de que todos los webmasters quieren un sitio web que tenga una buena presentación. Un sitio web atractivo atraerá a sus clientes, fortalecerá su confianza en lo que usted puede proporcionar, y los mantendrá comprometidos con su sitio web.

Con la Web Semántica, usted puede asegurarse de que su sitio pueda alcanzar sus objetivos. Para poder aprovecharlo, usted debe tener una buena base para desarrollar su sitio con este tipo de funcionalidad. No todo el mundo está familiarizado con este sistema. Así que tienes que investigar un poco antes de poder entenderlo.

El lenguaje RDF y OWL

De hecho, estos dos idiomas son la base de las aplicaciones web semánticas. En primer lugar, el RDF o Resource Description Framework es un lenguaje utilizado para describir y estructurar recursos compartidos en la web. Este lenguaje delimita los recursos en forma de trillizos: el sujeto, el predicado y el objeto. Se puede decir que es el vocabulario utilizado por la web para describir el contenido de un documento. Le permite determinar los principios que vinculan la información entre sí.

Por su parte, el lenguaje OWL, basado en RDF, tiene el mismo objetivo que RDF, que consiste en dar sentido a los datos para que puedan ser traducidos por autómatas. Esto es semántica web y la descripción de los datos, consolidados en clases y propiedades correlacionadas, proporcionará al sistema un resultado compatible. Los datos por sí solos no son suficientes para que la máquina comprenda la necesidad de una organización clara y estructurada.

A diferencia del RDF, OWL proporciona información en exceso. De hecho, cuando RDF se contentaba con asignar clases y parámetros a los recursos, OWL llegará hasta la confrontación, para permitir que la máquina comprenda mejor la investigación. OWL utiliza un vocabulario más ligero utilizando herramientas de reconciliación. Se utilizan otros lenguajes para definir la web semántica, pero los dos son los más comunes.

Gráfico de conocimiento de Google

También existe el Knowledge Graph de Google, lo que significa que el gigante de Mountain View ha podido presentar resultados mejorados que impiden que el usuario de Internet, en muchas solicitudes, solicite información mediante búsquedas en diferentes sitios.

Para saber más sobre Knowledge Graph:

De hecho, Google le trae la información inmediatamente en el motor. Google explica que más allá del hecho de que este dispositivo sanciona el uso de múltiples sitios, permite a los usuarios de Internet detectar nuevos datos muy rápida y fácilmente, dice Google. De esta manera usted obtiene la información que necesita desde el principio.

Los formatos utilizados en la web semántica

Para ayudar a los motores de búsqueda a entender el contenido de las páginas, se han desarrollado varios lenguajes de datos ricos. Está el RDFa, los microformatos y los microdatos. Veamos la diferencia entre ellos.

En primer lugar, los microdatos, que son los más modernos y completos de los tres tipos de formatos. Es recomendado por Google para etiquetar contenidos y es sobre todo el formato del mañana para la web semántica. Utiliza atributos en las etiquetas HTML. Todo tipo de información está relacionada con un aspecto específico, como una persona, una empresa, etc. Los microdatos son una opción proporcionada por HTML 5.

Los microformatos, por otra parte, son el más antiguo y el más básico de los tres formatos. Este formato proporciona datos similares a los microdatos. En efecto, permite priorizar los contenidos de una página web. Su uso se identifica generalmente por el uso de atributos de “clase” específicos de las etiquetas HTML. Los microformatos, a diferencia de los microdatos, son aplicables a los sitios desarrollados con una versión inferior a HTML 5.

Finalmente, el RDFa o Resource Description Framwork in Attributes es el más difícil de los tres formatos. Funciona de la misma manera que otros formatos que utilizan etiquetas HTML. Este es un formato exigente, frecuentemente enlazado a xHTML y recomendado por el W3C. Sin embargo, el RDFa es más difícil de implementar que otros formatos. Su vocabulario es gratuito, lo que puede ser menos efectivo a la hora de indexar. Además, está disponible en muchas variaciones del formato (1.0 y 1.1).

En definitiva, la web semántica es un modelo que permite compartir y reutilizar datos entre varias aplicaciones. Todo ello para que todos los usuarios puedan encontrar, intercambiar y asociar datos de forma más sencilla y sin necesidad de mediación.

Usted haría mejor en utilizarlo para hacer su sitio más eficiente. Para etiquetar y estructurar los datos de su sitio web, se recomienda utilizar los tres tipos de formatos mencionados anteriormente. Esta área todavía no es muy conocida en este momento, pero como ya conoce los beneficios que puede obtener de ella, siéntase libre de buscar más información sobre el tema. Verá que esto tendrá un gran impacto en el éxito de su sitio.

NEGOCIO VIVO – AGENCIA SEO MALAGA