Saltar al contenido

La ventaja del trabajo autónomo en las profesiones digitales: la portabilidad salarial

10 diciembre, 2018
autonomo digital

En un contexto en el que lo digital está creciendo exponencialmente, los profesionales del sector tienen múltiples oportunidades para ejercer. Pero, ¿debería trabajar como autónomo o como empleado? En realidad, estas no son las únicas opciones disponibles.

En particular, el porte salarial permite trabajar como autónomo y al mismo tiempo disfrutar de las ventajas de ser empleado. Esta alternativa está abierta a muchos sectores, incluidas las profesiones digitales.

El trabajo por cuenta propia y el salario: los principios fundamentales

Practicar como comedor comunitario independiente, por ejemplo, es ofrecerte la oportunidad de ser tu propio jefe. Sin embargo, esta independencia a veces va acompañada de ciertas limitaciones. Al liberarse de la condición de empleado, los trabajadores se convierten generalmente en microempresarios.

Encontrar encargos y garantizar la fiabilidad de los clientes no es nada fácil. Por lo tanto, el inicio de actividades como autónomo puede ser complejo.

La portabilidad salarial es una alternativa sensata. El trabajador autónomo trabaja con una empresa -la empresa transportista- que le confía tareas en nombre de una tercera entidad. El trabajador autónomo conserva su independencia, ya que es libre de aceptar o rechazar los encargos propuestos. También trabaja de forma independiente, sin las limitaciones de una estructura jerárquica.

Sin embargo, este trabajador autónomo es considerado como un empleado a nivel de la empresa transportista. En este sentido, el trabajador autónomo – o un empleado con apoyo – tiene derecho a la formación a través de la CPF. También contribuye con organizaciones sociales en la preparación para la jubilación.

Además de estas ventajas, existe la garantía de recibir cuotas regulares, así como cobertura médica y social.

Enfoque en las profesiones digitales

Estamos en una era en la que las empresas deben seguir el ritmo de la digitalización para diferenciarse eficazmente de sus competidores. Se deben desarrollar estrategias de comunicación innovadoras, crear y mantener sitios atractivos.

También es esencial proponer analizar el comportamiento de los consumidores para anticiparse a sus necesidades. Todo esto requiere conocimientos específicos.

Por eso hablamos de las profesiones digitales en plural, porque los campos son múltiples. Algunos profesionales se especializan en la referenciación de sitios web.

Otros se centran en escribir el contenido que alimenta regularmente las páginas de estos sitios. También hay expertos en diseño gráfico e integración, gestores de comunidades, gestores de bases de datos, consultores en analítica web…… Por lo tanto, las profesiones de la web se centran esencialmente en el desarrollo y mantenimiento de aplicaciones y sitios web.

La mayoría de estos profesionales digitales aspiran a una autonomía óptima. Trabajar a tu propio ritmo, elegir misiones que mejoren tus habilidades, son todas razones para ser independiente.

Freelance, digital y portage salarial: el trío ganador

El principal atractivo de ser autónomo es su flexibilidad. Por ejemplo, los jóvenes graduados lo ven como una oportunidad para entrar gradualmente en el mercado laboral.

Aquellos que ya han adquirido una sólida experiencia tienen la oportunidad de mostrar sus talentos y construir sus propias carteras de clientes. Las profesiones digitales también atraen a aquellos que desean cambiar de carrera. Además, no hay límite de edad para trabajar en la web y en TI.

Detrás de este fuerte atractivo, cabe señalar que el sector se ve afectado por una elevada rotación. Esto se debe a la constante evolución de la tecnología digital, que conduce a la escalabilidad de las necesidades del cliente final. Es en este contexto más bien versátil en el que el porte salarial tiene sentido.

Los proveedores de servicios independientes tienen la seguridad de encontrar tareas que mejoren sus habilidades y conocimientos, sin tener que pasar por restricciones jerárquicas y administrativas. Estos profesionales de la web también tienen acceso a cursos de formación que les permiten ofrecer una experiencia cada vez más avanzada.

Portabilidad salarial para una mayor simplicidad

Los trabajos digitales no implican automáticamente el conocimiento de la gestión administrativa. Cuando trabaja como microempresario, el trabajador autónomo debe gestionar su contabilidad, asegurar la satisfacción del cliente, construir una reputación, pensar en el desarrollo comercial de su negocio……

Gracias a la transferencia salarial, los trabajadores autónomos se centran únicamente en su profesión, ya que se benefician de un apoyo administrativo personalizado.

Avance suave hacia la creación de empresas

La portabilidad salarial es una excelente opción para empezar como autónomo con un mínimo de riesgo. El empleado puede probar su actividad de forma independiente y ampliar su red. Tiene la oportunidad de forjar alianzas con otros profesionales del mundo digital con habilidades similares o complementarias.

Por lo tanto, la portabilidad ofrece un entorno de trabajo seguro, además de ser una plataforma de crecimiento para las empresas web. La progresiva evolución del freelance le ofrece la posibilidad de planificar la creación de su propia empresa pero, sobre todo, de triunfar en este proyecto relativamente ambicioso.

En conclusión

En resumen, trabajar como freelance en el contexto del portage salarial garantiza la libertad y la seguridad de los profesionales del sector digital.

La autonomía está pensada para ser óptima, las misiones se clasifican según los criterios del freelance. Esta última está desarrollando gradualmente su actividad mediante la ampliación de su red (clientes y socios). El trabajo por cuenta propia es, por tanto, una opción que merece ser considerada seriamente por quienes trabajan en el sector digital, así que ya sabe que tienes que hacer si quieres montar tu propia agencia marketing online Malaga.