Saltar al contenido

Un gran avance en redacción publicitaria – La redacción publicitaria que vende

10 noviembre, 2018
redaccion publicitaria

Direct-Marketing Copywriting ha hecho un gran avance, pero no lo ha hecho hoy. Lo hizo en la década de 1920, cuando Claude Hopkis, una de las figuras legendarias de la publicidad moderna, publicó «Scientific Advertising» en 1923. Un libro que ha vendido más de 8 millones de ejemplares.

El método Hopkins se basa en el Hard Selling, un tipo de publicidad que pretende publicitar un producto de forma directa, sin adornos estilísticos y sin demasiada delicadeza intelectual. Hard Selling se centra esencialmente en el contenido más que en la estética.

Desde entonces, muchos redactores famosos han retomado y perfeccionado el método Hopkins: David Ogilvy, Gary Halbert y Eugene Schwartz, por nombrar sólo algunos. El libro de Schwartz «Breakthrough Advertising» es considerado una obra maestra absoluta del arte de escribir textos que se venden y que ahora es virtualmente inalcanzable. En Amazon hay quienes lo venden usado por unos 500 dólares y en Ebay también se compró por 900 euros. A veces se encuentra en algunos sitios a mucho menos, pero se agota pronto.

Encontrará en la red cientos de «gurús» que quieren venderle manuales o cursos de redacción publicitaria o de marketing directo a un precio elevado. Gente que a menudo quiere que creas que han inventado un nuevo método de escritura que te hará vender hielo a los esquimales y hacerte rico en poco tiempo. Sepan que no han inventado nada: sólo han copiado lo que se inventó hace casi un siglo.

Lo que quiero decirles es que en el marketing directo y en la redacción de textos que venden hay muy poco que inventar. Lo que funcionaba hace 50/60/70 años sigue funcionando hoy en día. Sólo los medios de comunicación han cambiado.

En aquella época no había internet y el marketing directo se realizaba enviando cartas publicitarias con correo tradicional, como supo hacer, por ejemplo, muy bien la Selección de Reader's Digest hace medio siglo, pero si se quiere vender, las pautas para escribir textos eficaces son siempre las mismas.

Hay que escribir textos que convenzan al cliente de que compre su producto o servicio, y el método para escribir eficazmente tales textos, repito, se conoce desde hace casi un siglo. Basta con estudiar y aplicar las enseñanzas de los grandes maestros.

En los últimos 40 años he participado en cursos de ventas y marketing y he estudiado los trabajos y técnicas de aquellos que son reconocidos universalmente como los pilares de las ventas, el marketing, la redacción publicitaria y la comunicación interpersonal.

Menciono algunos de memoria:

Claude Hopkins, David Ogilvy, Gary Halbert, David Garfinkel, Eugene Schwartz, Al Ries, Russel Brunson, Rosser Reeves, Dan Kennedy, Og Mandino, Dale Carnegie, Anthony Robbins, Laura Ries, Frank Bettger, Donald Miller…

Mi forma de escribir y de comunicarme me parece innata, pero obviamente no lo es: sin duda he sido influenciado por todo lo que he leído en muchos años sobre el tema. Robé, aunque a veces inconscientemente, lo mejor de cada autor y lo puse en práctica.

Pero como mi trabajo principal es crear sitios web y crearlos de tal manera que terminen en la primera página de Google, seguir los consejos de los maestros que mencioné no habría sido suficiente. Ninguno de ellos son SEOs.

Saber escribir textos que mantengan al lector pegado a la pantalla es uno de los factores esenciales para crear un sitio exitoso. Pero hay otra: tienes que escribir de tal manera que Google también considere que tus textos son importantes. Tan importante que usted coloca su sitio por delante de millones de otros sitios.

Y ahí es donde entra en juego el conocimiento de SEO.

Cuando se trata de un sitio web, los textos deben ser escritos de tal manera que agraden a los usuarios y a los motores.

Para un ejemplo de cómo escribir textos útiles para lectores y motores, puedes leer la página https://www.negociovivo.com

Si escribe textos para su sitio web, no sólo seguirá las directrices de los legendarios maestros del marketing, la redacción publicitaria o la publicidad.

También necesitará conocer las técnicas de SEO e integrarlas en sus textos y páginas. De lo contrario, se encontrará con un sitio con textos maravillosos que pueden convencer al lector para que se ponga en contacto con usted, pero no tendrá lectores porque nadie encontrará su sitio en Google, a menos que usted esté interesado en el posicionamiento orgánico.

De hecho, en la primera página usted puede terminar allí incluso sin conocer el SEO, sólo tiene que pagar muy bien Google AdWords. Pero eso no es lo que la mayoría de los usuarios quieren.

¿Cómo aprender técnicas de SEO?

Aprender SEO no es fácil. Se han escrito cientos de libros sobre el tema. La «Biblia» de SEO, The Art of SEO, es un libro, disponible sólo en inglés, con casi 1.000 páginas y un peso de 2 kg. Es un gran libro para empezar, pero tendrás que leer más. Además, SEO requiere años de experiencia, es necesario realizar un número infinito de pruebas para ver cómo reaccionan los motores a pequeñas variaciones en los textos, títulos, títulos de las páginas, etc.

Mi consejo es que busque el consejo de un experto en SEO que pueda demostrarle que lo es. Tal vez sólo tienes que escribir los textos (que ya es mucho) y luego el SEO los editará para obtener la mejor optimización posible para los motores.

O usted tiene que encontrar un SEO-Copywriter y hacer que él lo haga todo, pero recuerde que nadie conoce su trabajo mejor que usted. Usted es la persona más adecuada para escribir los textos de su actividad. Sólo necesitas a alguien que te ayude a hacerlo lo mejor que puedas.

Si quieres, ponte en contacto conmigo y hablemos de ello. Creo que mi experiencia y capacidad como SEO no puede ser cuestionada por nadie. Conseguimos que la primera página de Google llegara al 95% de los más de 500 sitios con los que trabajamos. Lea la página de inicio de Viasetti para saber más sobre los resultados que entregamos a nuestros clientes.

Dicho esto, en este sitio le proporcionaré las pautas a seguir cuando escriba textos que vendan.

Lo primero que tienes que hacer es…

Lo primero que debe hacer es averiguar quiénes son sus clientes potenciales.

No digas:»¡Cualquiera que sea mi cliente potencial!» Si crees que puedes venderle a alguien, no le venderás a nadie. Nunca podrás hablar personalmente y en su idioma a tus clientes potenciales si no puedes definir quiénes son primero.

Una vez que haya definido quiénes son los clientes que podrían estar interesados en su producto o servicio, debe identificar cuál es el deseo más poderoso que puede satisfacer su producto/servicio.

Hablo de deseo y no de necesidad porque la gente no compra los productos que necesita, sino los que quiere.

Aunque te parezca extraño, la gente no siempre sabe lo que necesita. Sabes lo que quieres.

  1. Identificar el deseo que tiene su cliente potencial
  2. Escribe un título que fortalezca ese deseo y ofrezca una manera de satisfacerlo.
  3. Hable sobre las características de su producto/servicio y demuestre cómo es inevitablemente capaz de satisfacer el deseo del cliente potencial.

Para crear títulos e introducciones efectivas, siga estos 6 pasos:

  1. En el título menciona el deseo y su solución
  2. Dramatizar la necesidad para que el cliente entienda que necesita desesperadamente una solución.
  3. Escriba una frase con la que el cliente pueda identificarse.
  4. Demuestre que su solución es factible
  5. Presente su producto/servicio como la única solución posible.
  6. Haga una promesa más grande que la competencia

Aquí hay 15 ejemplos de títulos efectivos, algunos diseñados por famosos redactores publicitarios

  1. Use el concepto de velocidad (En 2 segundos con Aspirina se sentirá mejor)
  2. Da un ejemplo significativo (a 90 km por hora, el ruido más fuerte en este Rolls Royce es el del reloj eléctrico!)
  3. Dramatizar el título (Se rieron de mí cuando me senté al piano – pero cuando empecé a tocar…) – Esta frase es legendaria: fue utilizada con gran éxito por una escuela de música.
  4. Use números precisos (13 maneras de hacer que un sitio de comercio electrónico falle)
  5. Usa la paradoja (Cómo un peluquero calvo salvó mi cabello)
  6. Convierta el título en una pregunta (¿Quién más no le pide un honorario para mantener la colocación del sitio?) – utilizado por mí en el sitio viasetti.it –
  7. Añada autoridad a su producto/servicio (Lux, el jabón de 9 estrellas sobre 10)
  8. 2 por el precio de 1 (Ahora usted puede finalmente tener el sitio y el posicionamiento sin pagar a 2 especialistas)
  9. Convierta el anuncio en una metáfora (Dejemos la luz encendida para usted) – El eslogan de una cadena de moteles –
  10. Desafiar al cliente potencial contradiciendo sus creencias (¿Piensas que con un sitio de comercio electrónico venderías? Te demuestro lo contrario)
  11. Explique cuál es la alternativa a su producto (Sólo hay una solución para el problema de pagarnos por un sitio: hacer sonar las campanas)
  12. Advertir al cliente sobre las posibles consecuencias de no utilizar su producto (No invierta ni un centavo en SEO antes de leer esta guía)
  13. Demuestre lo fácil que es lograr el resultado deseado con su producto (Si puede contar hasta diez, puede duplicar su velocidad de lectura)
  14. Convierta el título en una pregunta y respuesta (No sabe lo que hay debajo del capó y no le importa mientras su auto funcione, pero si se detiene, ¿a quién debe acudir? Alguien a quien le importe – Nosotros.)
  15. Póngase en contacto con aquellos que no pueden comprar su producto (Si ya ha reservado su sitio, no lea esta página – se le romperá el corazón)

 

Llámanos