Saltar al contenido

LinkedIn: 5 consejos prácticos para obtener resultados

4 enero, 2019
LinkedIn consejos prácticos

Presencia, acción e interacción: estos son los tres elementos que hacen que una actividad en LinkedIN sea efectiva. Y los tres deben ser igualmente cultivados para obtener resultados.

Maddalena tiene 28 años y ha trabajado en una agencia de publicidad durante cuatro años. Después de la graduación y un par de prácticas, llegó a la agencia para una pequeña colaboración. La agencia comenzó a captar clientes cada vez más grandes y Maddalena, experta en Social Media y Gestión Comunitaria, fue contratada, convirtiéndose en un pilar de la organización, altamente valorado por colegas y clientes.
Maddalena ha aprendido mucho y ha crecido profesionalmente, pero sabe que, en perspectiva, no tiene mucho espacio para crecer en una agencia pequeña. Las alternativas que tienes son trabajar en una agencia o empresa más grande, que es la opción que prefieres. Entonces decidió usar LinkedIn, sin ninguna prisa en particular, para empezar a sondear el terreno. Ha abierto el perfil unos años antes, pero nunca le ha prestado mucha atención. Después de todo, de qué sirve si no buscas trabajo, decía ella.

Comienza construyendo su perfil cuidadosamente, enumerando las experiencias realizadas y las habilidades adquiridas progresivamente. Hay una gran demanda de figuras como la suya, Maddalena lo sabe. “¿Qué es lo que me hace particularmente calificado? ¿Cómo puedo marcar la diferencia en mi próximo trabajo? Responder a esta pregunta no es tan sencillo como parece, Maddalena comienza a revisar los proyectos realizados, los clientes seguidos, las cosas aprendidas. Primero el perfil es delgado, luego se convierte en prolijo. Requiere mucho trabajo.

1. Perfil completo e interesante:

Nombre y apellido, una foto sobria, una calificación profesional precisa (¡no nos importa!). Rellenémoslo e insertemos una presentación: somos sintéticos, específicos, interesantes.

Maddalena comienza a construir su red de contactos: amigos, antiguos colegas, compañeros de estudios (¿quién sabe qué les habrá pasado?). Lo hace poco a poco, un poco asustado de que sus colegas se den cuenta de esta actividad. Comienza a mirar más de cerca los caminos profesionales de sus conocimientos.

2. Crea nuestra red:

añadimos colegas, conocidos de la industria y también amigos. Y leímos sus perfiles cuidadosamente.

Maddalena todavía no tiene una idea clara de dónde le gustaría trabajar, pero sabe qué papel le gustaría interpretar y que le gustaría quedarse en Milán, donde se siente bien. Después de completar el perfil, empiece a hacer una primera búsqueda utilizando el motor de búsqueda de LinkedIn: hay muchos parámetros que puede rellenar para una búsqueda más refinada.

3. Busca un trabajo con palabras clave:

LinkedIn tiene una función de búsqueda formidable. Así que usemos las correctas!
Esto también ayudará a la red social a sugerir ofertas de trabajo relevantes para nuestro perfil (ver columna derecha).

En los meses siguientes, Maddalena busca las ofertas de trabajo adecuadas y las solicita (a veces se puede hacer directamente a través de LinkedIn!). Poco a poco descubre que las empresas tienen páginas donde reportan contenido interesante; algunas publican ofertas de trabajo allí. Puede suscribirse a las actualizaciones publicadas.

Después de cuatro meses, nadie le ha contestado todavía.

Maddalena se dedica entonces a su perfil, compartiendo contenidos del sector: las lecturas de actualización realizadas a última hora de la tarde también serán interesantes para los demás, ojalá….

4. Contenido para leer y compartir:

Si una empresa interesante tiene una página en LinkedIn, sigamos sus actualizaciones.
En cuanto a nuestro perfil, también señalamos artículos interesantes y compartimos los de otros: ¡está actualizado sin coste alguno!

Cinco meses después del inicio de la investigación, una de las empresas a las que Maddalena había enviado su solicitud a través de LinkedIn responde llamándola para una entrevista. Mirando los perfiles de tus contactos, te das cuenta de que un diseñador gráfico que trabajaba en tu agencia terminó trabajando en una empresa que te interesa mucho. Tal vez podrías escribirle y pedirle que escriba una referencia, dice: después de todo, trabajaron juntos durante dos años….

5. Referencias, pocas pero buenas:

pedimos referencias de personas en las que confiamos y que nos conocen profesionalmente.

Tres semanas después, la llamaron para una segunda entrevista. Cuatro días después, le ofrecieron el trabajo.
Han pasado seis meses desde que empezó a utilizar LinkedIN activamente.
Y en estos meses también te diste cuenta de que estabas equivocado al pensar que LinkedIN sólo sirve cuando estás buscando trabajo: si hubieras estado desempleado, ¿podrías darte el lujo de esperar seis meses? ¿Y si tardara más?
Maddalena actualiza el perfil con el nuevo puesto de trabajo pero, aunque no lo necesite por ahora, sigue revisándolo al menos una o dos veces por semana….

NEGOCIO VIVO – Empresa de seo Diseño paginas web en Málaga Gestión de redes sociales Malaga

Llámanos