Saltar al contenido

¿Podemos confiar realmente en las personas influensers en Internet?

7 diciembre, 2018
influencers para marketing

¿Podemos confiar en las personas influyentes, especialmente en aquellos que promueven los méritos de un producto o servicio?

Esta es una pregunta que me hacen regularmente, pero también es una pregunta a la que demasiada gente responde negativamente… porque para ellos es obvio que no se puede confiar en un influenciador al que se le paga «entre comillas» para que diga cosas buenas sobre un producto o servicio.

Entonces pensé que sería bueno desmitificar este tema en el marketing de influencia. Para ello, pongamos de nuevo las bases de lo que es un influenciador desde el punto de vista digital.

El influensers desde el punto de vista digital

El influensers blogger, el instamer, el youtuber o cualquier persona influyente que trabaje en cualquier red social tiene influencia sólo porque tiene un público siguiente. Sin audiencia, no hay influencia…. ya que desafortunadamente es en el tamaño de las comunidades donde definiremos la influencia en nuestras regiones.

Por lo tanto, el influensers tendrá aquí la capacidad de ser transmitido por su comunidad y ganará a través de estas acciones y sus acciones, el compromiso. Este compromiso resultará en varias interacciones, tales como gustos, comentarios, compartir y clics que apuntan a una página web en particular.

También se puede decir que el influensers es a menudo un experto en su campo… aunque interprete al payaso frente a una cámara. Todo lo que necesita es una gran audiencia para seguirlo a través de sus videos.

La influencia puede entonces tomar diferentes sombreros con un interés o no en las marcas….. pero apostemos a que cualquier marca será capaz de recuperarse de un influensers con una gran comunidad. Un influensers puede ser utilizado para la colocación de productos, el desempaquetado, la fotografía, un artículo o un simple mensaje patrocinado. Por estas acciones, será remunerado hasta el nivel de compromiso que pueda generar potencialmente, o incluso directamente según el tamaño de su comunidad.

Así que se le paga al influensers para que promueva un producto o servicio, pero ¿puede decir cosas malas sobre él, decir realmente lo que piensa o devaluarlo hasta el punto de perder el crédito a la marca asociada?

A estas preguntas se puede imaginar que las respuestas son bastante negativas… ¿qué decide el influensers en algunos casos, cuál es su margen de maniobra y cómo trabaja hasta el punto de ser siempre positivo?

¿Cómo se aseguran algunas personas influensers de la elección de sus parejas?

Una marca que tiene sentido nunca dejará que un influensers que paga hable abiertamente sobre su producto. Y eso tiene sentido desde el punto de vista de la marca, de lo contrario perdería todo el crédito al consumidor y a sus clientes adquiridos. ¿Cómo funciona entonces?

Dentro de la relación influensers -marca, se implica que el influensers regularmente tiene un curso de acción que seguir hacia la marca. Esta línea puede ser a veces neutra, o le incumbe rechazar una colaboración que plantee los puntos negativos de un producto. Es decir, en algunos casos es preferible que la marca pueda revisar su producto y actualizarlo para evitar consecuencias negativas.

Sobre este tema, podemos decir inmediatamente que el influensers no es totalmente libre de decir lo que piensa, tan pronto como se le paga por una acción. Por lo tanto, debe saber cómo negarse y argumentar por qué se negó. El objetivo es que la marca mejore y ofrezca un producto maduro y listo para encontrar a su público. Por lo tanto, no tiene ningún interés en que se someta a prueba un producto que no esté terminado o que no sea apto para la venta.

Estamos hablando del influensers remunerado… que, por otra parte, al margen de cualquier remuneración, puede decir cualquier cosa que piense positiva o negativamente sobre un producto o servicio.

Por lo tanto, la elección de las marcas asociadas por parte del influensers se centrará principalmente en valores seguros en los que el influensers pueda plantear puntos positivos, aunque rara vez señalará aspectos que sean perjudiciales para la marca. Por otra parte, puede hacer observaciones pertinentes destinadas a mejorar la situación.

¿Cómo podemos confiar en un influensers al final?

En primer lugar, una marca tendrá interés en sopesar el valor de su producto y minimizar los riesgos. No someterá un producto de riesgo a un influensers. En segundo lugar, y este es el punto principal para el influensers, será imposible decir que un producto es excelente, mágico o utilizar un término que ponga el producto en órbita, ¡si eso no es cierto!

¿Por qué? ¿Por qué? Porque ya no sólo se culpará a la marca, sino también a quien ejerza influencia. Y si el influensers es desacreditado por una mentira o una actitud demasiado positiva hacia un producto, es su reputación electrónica la que se quedará en el camino. Excepto que un influensers no tomará el riesgo de perder su influencia, la cual le ha tomado años ganar.

Así que podemos decir que podemos confiar en un influensers… pero una pregunta lleva a la otra:

En mi opinión, esta es la verdadera pregunta que hay que hacer y la que podría ser contestada negativamente, porque ¿de qué sirve consultar a un influensers que le dirá sobre un producto? Debe ser visto como el único interés que tiene el dar a conocer y viralizar su existencia, su lanzamiento, etc…. En definitiva, sigue siendo una acción promocional en todos los casos y no una opinión clara que te decidiría a adquirir un producto o no.

Sobre este tema es preferible consultar blogs neutrales o asociaciones como UFC Que Choisir, que seguirán siendo objetivos en las pruebas de sus productos. Un influensers no es un verdadero probador, comparte un pequeño sueño y permite a la marca un pico de visibilidad significativo.

 

En conclusión

Tenga en cuenta que el influensers comparte una acción promocional que tiene como objetivo llegar a un gran número de personas y que le interesa sopesar el valor y el interés real del producto que se está promocionando. Por supuesto, asumimos que se le paga para que lo haga.

Aparte de cualquier remuneración, puede equilibrar su papel y decidir entre opiniones positivas y negativas hacia cualquier marca con la que no esté comprometido.

También vale la pena señalar que hay poco interés en consultar a las personas influyentes para obtener una opinión sobre un producto, ya que de lo contrario habrá una retroalimentación positiva en general. Por lo tanto, es preferible consultar a los bloggers neutrales o a las asociaciones de consumidores.

Sin embargo, si ya se ha pagado a las personas influyentes para que den una opinión negativa, me gustaría conocerlas.

NEGOCIO VIVO – LA MEJOR EMPRESA SEO DE MÁLAGA

Llámanos