Saltar al contenido

El cementerio SEO: técnicas SEO para olvidar

14 febrero, 2019
técnicas SEO para olvidar

El SEO es una disciplina en constante evolución. El mundo del webmarketing en perpetuo movimiento, la hegemonía de Google y la mejora de sus algoritmos de búsqueda, las exigencias y el comportamiento de los usuarios en plena mutación, el auge de las plataformas de comunicación (redes sociales, blogs, etc.)… Hay que decir que ya no nos referimos a un sitio web como hace 10 o 20 años.

Ante estos múltiples cambios, los motores de búsqueda (Google a la cabeza) se han visto empujados a replantearse sus usos, por lo que hoy en día, ya no es el sitio que tiene más palabras clave o backlinks que obtendrá la mayor visibilidad (gracias Panda, gracias Penguin). Por el contrario, el contenido más cercano a la búsqueda del cliente semánticamente hablando, el más naturalmente escrito, que aporta un valor añadido real al visitante y que es probable que se comparta, será el más destacado. La búsqueda del mejor posicionamiento en las páginas de búsqueda de SERPs (agl. search pages) ha dado paso al usuario.

Por lo tanto, han surgido las siguientes preguntas y observaciones: ¿Cuál es su comportamiento frente a la información? ¿Cuáles pueden ser las áreas de trabajo para optimizar la experiencia del usuario? ¿Qué palabras clave es probable que se busquen? Cada vez más sitios son conscientes de ello y actúan en consecuencia, dejando de lado ciertas prácticas que se han vuelto obsoletas y consideradas abusivas por los motores de búsqueda.

Demasiadas palabras clave…. matan la palabra clave.

Si seguimos las evoluciones mencionadas en la introducción, el número de ocurrencias de una palabra clave ya no es un criterio de posicionamiento para una página o sitio determinado. Así pues, adiós al contenido «superoptimizado»: donde la palabra clave principal se inserta en el contenido y el marcado en todo momento, hasta el punto de formar frases y palabras que carecen de significado y de valor añadido concreto para el lector. Hoy en día, es muy sencillo: en lugar de escribir para Google, escribimos para el usuario.

Y en este sentido, en lugar de sobre-optimizar un contenido, se hace más natural utilizando la palabra clave (ya que es necesaria), proporcionando contenido significativo y comprensible (que puede ser tomado y compartido), y favoreciendo el uso del campo semántico y sinónimos relacionados con la palabra clave principal.

Sobre-optimizar los anclajes de enlace

Una vez iniciada la carrera para adquirir enlaces (a realizar con inteligencia), puede ser tentador utilizar sólo anclas que correspondan a palabras clave estratégicas, sobre las que te gustaría posicionarte. Sin embargo, hoy en día, Google detecta esto como sobre-optimización. Los enlaces que emanan de o salen de un sitio determinado deben parecer tan naturales como sea posible.

La solución consiste en diversificar los anclajes de enlace y las palabras clave utilizadas. Además de las palabras clave estratégicas (que todavía son importantes de usar), puede utilizar, por ejemplo, el nombre de dominio del sitio, el nombre de marca del sitio, etc. Los «clic aquí» también son utilizables, pero no añaden valor a su enlace.

Usar camuflaje

Entre las técnicas que se deben evitar al escribir en un sitio web, el camuflaje es una de las más furtivas. Consiste en crear en la misma página un contenido sobre optimizado, destinado a los motores de búsqueda (por lo tanto lleno de enlaces y palabras clave resaltadas) y un contenido más agradable de leer, formateado y aireado, esta vez configurado para el visitante. Algunas personas empujan el vicio ocultando el contenido de los motores de búsqueda a los usuarios de Internet.

Esta técnica es simplemente para ser evitada, ya que los robots de los motores de búsqueda están programados para localizar contenido oculto, duplicar contenido si lo hay, y contenido de baja calidad.

Usa la «tripleta de Bourrin».

Además del nombre loco, el trillizo de la cadena consiste en repetir la palabra clave principal de una página en una etiqueta Title, una URL y una H1.

El hecho de que se haya vuelto a poner en estos 3 elementos no necesariamente da más poder a una página dada. Pero esto se opone directamente a un proceso de creación de contenido cualificado, especialmente si la palabra clave se repite en otros elementos de la página (etiqueta Description, etiquetas Hn, párrafo…). Hoy en día, no es muy eficaz utilizar este tipo de método, especialmente porque las palabras clave en las URLs no tienen realmente ningún valor.

Optimizar cada página web para una variante de una palabra clave

…o una palabra clave por página. Ahora estamos hablando de un tema por página.

El algoritmo de Google ha evolucionado, ahora entiende el significado de una página y sus variantes. Por lo tanto, ya no es necesario crear una página por variante de palabra clave. Estamos hablando más de temas por página.

Técnica

La técnica representa uno de los pilares fundamentales del SEO, tanto para la indexación, crawl como para la disposición de los contenidos en el espacio.

Integrar etiquetas META Keywords

Al igual que la etiqueta Title y la etiqueta Description, ambas importantes para SEO, la etiqueta Keywords es una etiqueta META, por definición invisible para el usuario de Internet. Fue ampliamente utilizado por los motores de búsqueda, incluyendo los antepasados de Google Altavista, Infoseek o Yahoo.

Fue creado para posicionar una página de un sitio en las palabras clave relacionadas con su contenido.

Todavía en la famosa carrera por optimizar el sitio web, la etiqueta Keywords ha sido utilizada desde hace mucho tiempo por sitios antiguos para posicionarse en palabras clave de forma abusiva (uso de palabras clave de marcas de la competencia, múltiples ocurrencias de palabras clave para maximizar las posibilidades de aparecer en los primeros lugares), o para compensar la falta de contenido y así posicionarse sin esfuerzo real.

A partir de ahora, la etiqueta META Keywords ya no se utiliza y Google la tiene en cuenta como criterio de referencia.

Uso de Flash en un sitio web

Flash es uno de los enemigos jurados de los artistas de referencia. Si permitió (en su momento) progresar en términos de contenido, lejos de los sitios HTML que ofrecen contenido muy estático, ahora está prohibido.

Hace tiempo que Google no puede hacer referencia a un sitio en Flash. Si esto ya no es así hoy en día, a medida que el progreso tecnológico ha ido dando paso a la tecnología móvil (AnyTime, AnyWhere, AnyWhere, Any Device, Any Device, Any Device, responsive, Index Mobile, lanzado por primera vez en 2017….), Flash definitivamente ha caído en desuso.

Además, para la anécdota, Flash no aparece en smartphones y tabletas. Esto definitivamente asegurará la muerte del Relámpago.

Abuso del dominio de coincidencia exacta

Un Dominio Exact Match es un nombre de dominio que responde exactamente a una consulta introducida en los motores de búsqueda. En otras palabras, la URL del sitio corresponde punto por punto a su solicitud de Google. Ejemplo: el dominio «voiture-pas-cher.com» se utilizó para posicionarse en «cheap car». Esto podría servir como garantía de reaseguro y descubrimiento de información con menos esfuerzo para el visitante.

Aunque esto tendió a influir en su elección, también se cometieron abusos por parte de los sitios, con URLs extendidas.

Por lo tanto, los motores de búsqueda se han visto obligados a implementar una actualización de su algoritmo para reducir el valor de las palabras clave presentes en un nombre de dominio y, por lo tanto, por extensión de una URL en EMD.

Enlace a la red

Netlinking consiste en la adquisición de enlaces de sitios externos. A continuación se presentan algunas prácticas que han quedado obsoletas.

Registre su sitio en tantos directorios en línea como sea posible para mejorar su posicionamiento

Hubo un tiempo en el que la inclusión de su sitio en tantos directorios como fuera posible tuvo un impacto real en su posicionamiento, independientemente de la calidad del directorio.

Hoy en día, la inclusión en directorios debe ser exhaustiva para que tenga un efecto positivo en el SEO y no al revés. Es necesario elegir el tipo de directorio (generalista, temático o local) pero también tener en cuenta ciertos criterios cualitativos: velocidad de actualización, validación manual, Trust Flow, entre otros.

Utilice comunicados de prensa para su estrategia de netlinking

Desde 2013, Google ya no tiene en cuenta los enlaces de un sitio de comunicados de prensa. Hoy en día, estas son fuentes de enlaces anticuados. Si bien este tipo de enlace es fácil de obtener, estos sitios y el contenido del texto son de baja calidad en términos de SEO. Además, en realidad son poco consultados por el público en general. Esta práctica puede tomar la forma de granjas con vínculos: varios temas sin un vínculo obvio o incluso inexistente.

Usar netlinking masivo

Los abusos del pasado en términos de netlinking han llevado a los motores de búsqueda a implementar directrices precisas, mejorar sus algoritmos para evaluar la calidad de los enlaces y reprimir los abusos (como la sanción Penguin, creada por Google en 2012). Esta es la razón por la que la adquisición de enlaces debe hacerse de la forma más natural posible y con una perspectiva sostenible (por lo tanto, sin compras o intercambios abusivos….).

Típicamente, la adquisición de enlaces a gran escala y sin una estrategia bien fundamentada (netlinking desde sitios penalizados / en lista negra, fuentes sin correlación real o proximidad temática) no envía una buena señal a Google, que incluso lo ve como una especie de artificialidad. (Adiós a todas las granjas de enlaces, comunicados de prensa, etc.). Deben favorecerse los enfoques sostenibles, naturales y con plazos concretos (ya sea para el netlinking, la creación de contenidos, etc.).

Crear backlinks en los foros

No hay necesidad de comentar los foros para insertar backlinks: de hecho, éstos estarán en Nofollow, lo que significa que existirán, pero que no transferirán ningún «jugo de referencia» a un sitio web.

El PR está muerto…. ¡Viva el Flujo de Citaciones y el Flujo de Confianza!

PageRank es una clasificación (de 10) establecida por Google para evaluar la popularidad de un sitio web y su exposición, en forma de una pequeña barra verde.

Ya obsoletos, debido a los numerosos abusos (relacionados con el netlinking y no siempre de buena calidad), se utilizan otros indicadores para evaluar la popularidad y el interés de los sitios. Entre ellos, el Citation Flow y el Trust Flow, creados por Majestic, permiten evaluar el interés de un sitio en términos de popularidad, confianza y el tipo de enlaces que apuntan a él. Estos dos indicadores han suplantado a PageRank, ofreciendo más detalles y nuevos índices, más acordes con las nuevas políticas de calidad iniciadas por los motores de búsqueda.

En conclusión, el compromiso de los motores de búsqueda para hacer el SEO más natural se ha demostrado en sus enfoques, directrices y actualizaciones frecuentes de los algoritmos de calidad. Como tal, Google lanza algoritmos de forma pública y privada (y por lo tanto impredecible), con el objetivo de restaurar un cierto equilibrio entre cada sitio y optimizar las posibilidades de los sitios que adaptan su contenido a los estándares.

Si las ráfagas de Google Panda (entre 2014 y 2015) y Penguin (la última de las cuales se remonta a 2016) han empujado a los sitios a aumentar la calidad de sus contenidos y a restaurar una cierta equidad, sigue siendo hoy en día para atraer las gracias de un protagonista completamente diferente: el visitante. En otras palabras, todo lo que se produce con menos esfuerzo (sobreoptimización, duplicación, automatización…) debe ser evitado: el SEO es antes que una cuestión de sostenibilidad y resultados (muy) a largo plazo.

NEGOCIO VIVO – malaga seo Diseño web en Málaga Publicidad redes sociales Málaga

Llámanos